Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

El futuro del Bitcoin y otras criptomonedas

Por Posted on 0 No tags 0

Una criptomoneda es una moneda digital que se crea y gestiona mediante el uso de técnicas de cifrado avanzadas conocidas como criptografía. La criptomoneda dio el salto de ser un concepto académico a una realidad (virtual), con la creación del Bitcoin en el año 2009. Mientras que Bitcoin atrajo un creciente número de seguidores en los años siguientes, captó una atención significativa de los inversores y los medios en abril del 2013, cuando alcanzó un récord de $ 266 por Bitcoin después de aumentar 10 veces en relación a los dos meses anteriores. Bitcoin tenía un valor de mercado de más de $ 2 mil millones en su punto máximo, pero una caída del 50% poco después provocó un debate furioso sobre el futuro de las criptomonedas en general y del Bitcoin en particular. Entonces, ¿estas monedas alternativas eventualmente suplantarán a las monedas convencionales y se volverán tan ubicuas como los dólares y los euros algún día? ¿O son las criptomonedas una moda pasajera que tendrá su fin en poco tiempo? La respuesta está en el Bitcoin. Y lo que si no es una moda sino un portal clásico y siempre vigente, es roulettegeeks.es donde podrás encontrar tácticas y estrategias comprobadas para jugar y ganar en la ruleta online.

El futuro de las criptomonedas

Algunos analistas económicos predicen que las criptomonedas evolucionarán y cambiaran el panorama económico una vez que sean dinero adoptado a nivel de gobiernos. Además, con la posibilidad de invertir en Nasdaq con criptomonedas, se agrega aún más credibilidad a Blockchain y sus usos como una alternativa a las monedas convencionales. Algunos predicen que todo lo que necesitan las criptomonedas son un fondo cotizado en bolsa verificado (ETF). Un ETF definitivamente facilitaría que las personas inviertan en Bitcoin, pero aún debe existir la demanda de querer invertir en criptomonedas, lo que algunos dicen que puede no generarse automáticamente con un fondo ETF.

Entendiendo Bitcoin

Bitcoin es una moneda descentralizada que utiliza tecnología de par a par que permite que todas las funciones, como la emisión de divisas, el procesamiento de transacciones y la verificación, se realicen colectivamente por la red. Si bien esta descentralización hace que Bitcoin esté libre de la manipulación o interferencia del gobierno, la otra cara es que no hay una autoridad central para garantizar que las cosas funcionen sin problemas o para respaldar el valor de un Bitcoin. Los Bitcoins se crean digitalmente a través de un proceso de “minería” que requiere computadoras poderosas para resolver algoritmos complejos y números crujientes. Actualmente se crean a razón de 25 Bitcoins cada 10 minutos y tendrán un límite de 21 millones, un nivel que se espera alcanzar en 2140.

Estas características hacen que Bitcoin sea fundamentalmente diferente de una moneda fiduciaria, que está respaldada por la plena fe y crédito de su gobierno. La emisión de moneda fiduciaria es una actividad altamente centralizada supervisada por el banco central de una nación. Si bien el banco regula la cantidad de moneda emitida de acuerdo con sus objetivos de política monetaria, en teoría no existe un límite superior para la cantidad de emisión de dicha moneda. Además, los depósitos en moneda local generalmente están asegurados contra quiebras bancarias por un organismo gubernamental. Bitcoin, por otro lado, no tiene tales mecanismos de soporte. El valor de un Bitcoin depende totalmente de lo que los inversores estén dispuestos a pagar por él en un momento dado.

El futuro de Bitcoin

Las perspectivas futuras para Bitcoin son objeto de mucho debate. Mientras que los medios financieros son proliferados por los llamados cripto-evangelistas, el profesor de economía y política pública de la Universidad de Harvard, Kenneth Rogoff, sugiere que el “sentimiento abrumador” entre los defensores de las criptomonedas es que la “capitalización de mercado total de las criptomonedas podría explotar en los próximos cinco años”. , aumentando a $ 5-10 [billones]”.

La volatilidad histórica de esta clase de activos “no es motivo de pánico”, dice. Aún así, atenuó su optimismo y el de la visión de los “cripto-evangelista” de Bitcoin como oro digital, afirmando que su valor a largo plazo es “más probable que sea de $ 100 que de $ 100,000”.

Rogoff argumenta que, a diferencia del oro físico, el uso de Bitcoin se limita a las transacciones, lo que lo hace más vulnerable a un colapso similar a una burbuja.

Los principales beneficios de Bitcoin, de la descentralización y el anonimato de las transacciones también lo han convertido en una moneda favorecida para una serie de actividades ilegales que incluyen lavado de dinero, tráfico de drogas, contrabando y adquisición de armas. Esto ha atraído la atención de poderosas agencias reguladoras y otras agencias gubernamentales como la Red de Ejecución de Delitos Financieros (FinCEN), la SEC e incluso el FBI y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Alternativas a Bitcoin

A pesar de sus problemas recientes, el éxito de Bitcoin y la creciente visibilidad desde su lanzamiento ha dado lugar a que varias compañías revelen criptomonedas alternativas que van perfeccionándose con mejores tecnologías y atrayendo inversores. Algunas de ellas son:

Litecoin: Litecoin es considerado como el principal rival de Bitcoin en la actualidad, y está diseñado para procesar transacciones más pequeñas y más rápidas.

Ripple: Ripple fue lanzado por OpenCoin, una empresa fundada por el empresario tecnológico Chris Larsen en 2012. Al igual que Bitcoin, Ripple es tanto una moneda como un sistema de pago. El componente de la moneda es XRP, que tiene una base matemática como Bitcoin. El mecanismo de pago permite la transferencia de fondos en cualquier moneda a otro usuario en la red Ripple en segundos, en contraste con las transacciones de Bitcoin, que pueden demorar hasta 10 minutos en confirmarse.

Ethereum: Ethereum (ETH), es la segunda criptomoneda más importante quizás porque dio lugar a una industria de innovación entorno a la tecnología Blockchain.

El futuro de las criptomonedas

Algunas de las limitaciones a las que se enfrentan actualmente las criptomonedas, como el hecho de que la fortuna digital de uno puede ser borrada por un colapso o porque un pirata informático saquee una bóveda virtual, puede superarse a mediano plazo mediante los avances tecnológicos. Lo que será más difícil de superar es la paradoja básica que atormenta a las criptomonedas: cuanto más populares se vuelven, más regulación y escrutinio gubernamental es probable que atraigan, lo que erosiona la premisa fundamental de su existencia.

Si bien el número de comerciantes que aceptan criptomonedas ha aumentado constantemente, todavía son una minoría. Para que las criptomonedas se usen más ampliamente, primero deben obtener una aceptación generalizada entre los consumidores. Sin embargo, su relativa complejidad en comparación con las monedas convencionales probablemente disuadirá a la mayoría de las personas, a excepción de los tecnológicamente expertos.

Una criptomoneda que aspira a formar parte del sistema financiero convencional puede tener que satisfacer criterios ampliamente divergentes. Tendría que ser matemáticamente compleja (para evitar fraudes y ataques de piratas informáticos) pero fácil de entender para los consumidores; descentralizada pero con garantías y co la protección adecuada para el consumidor; y debería preservar el anonimato de los usuarios sin ser un conducto para la evasión de impuestos, el lavado de dinero y otras actividades nefastas. Si las criptomonedas alcanzan todas estas características, no pasará mucho tiempo para que sustituyan en gran parte a las monedas no virtuales.

Las audiencias que se están llevando a cabo para discutir la nueva criptomoneda de Facebook, Libra, han ayudado al alza del precio del Bitcoin y otras criptomonedas y puede que la moneda de Facebook pueda tener una influencia positiva en el futuro de las criptomonedas en general si logra pasar los estándares legales que se le impongan en Estados Unidos.

¿Es seguro y rentable invertir en criptomonedas actualmente?

Si estás considerando invertir en criptomonedas, puede ser mejor tratar tu inversión de la misma manera que tratarías cualquier otra empresa altamente especulativa. En otras palabras, debes reconocer que corres el riesgo de perder una gran parte de tu inversión. Como se indicó anteriormente, una criptomoneda no tiene un valor intrínseco aparte de lo que un comprador está dispuesto a pagar por ella en un momento dado. Esto la hace muy susceptible a grandes cambios de precios, lo que a su vez aumenta el riesgo de pérdida para un inversor. Bitcoin, por ejemplo, cayó de $ 260 a aproximadamente $ 130 en un período de seis horas el 11 de abril de 2013. Si no puedes soportar ese tipo de volatilidad, busca inversiones que sean más adecuadas. Si bien la opinión sigue estando profundamente dividida sobre los méritos de Bitcoin como inversión, los partidarios señalan su oferta limitada y su uso creciente como impulsores de valor, mientras que los detractores lo ven como solo otra burbuja especulativa.

Conclusión

La aparición de Bitcoin ha provocado un debate sobre su futuro y el de otras criptomonedas. A pesar de los problemas recientes de Bitcoin, su éxito desde su lanzamiento en 2009, ha inspirado la creación de criptomonedas alternativas como Litecoin, Ripple y Ethereum que van desarrollando sus propias características positivas, basadas en tecnologías cada vez más avanzadas. Una criptomoneda que aspira a formar parte del sistema financiero convencional tendría que satisfacer criterios muy divergentes. A mediano plazo, puede haber criptomonedas que satisfagan todos esos criterios y eventualmente, las criptomonedas pueden ir sustituyendo las monedas convencionales.

 

Leer entrada anterior
5 herramientas SEO GRATUITAS para analizar el estado de tu web

El posicionamiento SEO es una tarea compleja y que requiere analizar multitud de factores. Seamos sinceros, cada vez más empresas están...

Cerrar