Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Comprimir y optimizar código CSS

Cada vez que accedemos a un sitio web nos descargamos, entre otras cosas, sus hojas de estilos. Aunque para trabajar con ellas lo ideal es tenerlas bien estructuradas y comentadas, al navegador le da igual interpretar una hoja de estilos bien espaciada y comentada, que su equivalente comprimido.

Es decir, si usamos el fuente CSS sobre el que trabajamos como fichero de producción estamos cometiendo un fallo: estamos transmitiendo información de forma innecesaria en muchas ocasiones (nosotros mismos lo hacemos ahora mismo en Linux Hispano). Es algo similar a lo que ocurre con jQuery y sus dos versiones:

Como podéis apreciar la diferencia es ostensible. ¿Qué hace el código de producción que no haga el de desarrollo? Nada, sólo que el segundo está minimizado y comprimido. Ahora eso sí, es totalmente ilegible para un humano.

Para conseguir este mismo efecto con una hoja de estilos CSS tenemos servicios web en línea que nos permiten hacerlo en un momento. Personalmente me gusta mucho este de CSS Drive. Sólo tendremos que copiar y pegar el código CSS y elegir el grado de compresión. Tiene un modo avanzado en el que podremos elegir más características, pero con las ofrecidas en el básico es suficiente.

Leer entrada anterior
FLISOL 2011 ofrece este año una edición Virtual para todo el mundo

Gracias a la cordial comunicación de Beastieux Zeroo, coordinador de FLISOL Virtual 2011, os anuncio que este año, la Comunidad Latinoamericana de...

Cerrar