Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Permitir conexiones entrantes a un servidor PostgreSQL

Para los que venimos del mundo de MySQL y nunca antes hemos utilizado PostgreSQL, la configuración de los accesos externos a la base de datos puede parecernos algo confusa. El mecanismo, sin entrar en la tabla de gestión de usuarios, es algo más complejo pero tiene más posibilidades que en la base de datos recién adquirida por Oracle.

Veamos los pasos a dar.

1. Acceder al sistema

Para poder seguir los pasos, deberemos estar dentro del sistema, en la terminal del mismo. Si no tenemos acceso físico, podemos conectar vía ssh.

2. Autenticarnos como usuario postgres

Una vez dentro del sistema, podemos hacer las operaciones como root, pero por seguridad o por si no disponemos de tales credenciales, lo mejor es actuar como usuario postgres:

3. Permitir conexiones de clientes desde un determinado rango

Llegamos a uno de los puntos importantes de la cuestión, el fichero pg_hba.conf. Su situación exacta dependerá de vuestra instalación, pero lo encontraréis en una de estas dos rutas:

  • /var/lib/pgsql/data/pg_hba.conf (en mi instalación lo tengo ahí, utilizo Scientific Linux, una distribución derivada de Red Hat)
  • /etc/postgresql/main/pg_hba.conf

Dentro de este fichero, al final del mismo, veremos algo así:

¿Qué significa esto? Veamos columna a columna:

  • Tipo: básicamente conexión local o conexión remota (host).
  • Base de datos: base de datos a las que afecta la regla. Si queremos todas, usamos el comodín all.
  • Usuario: usuarios a los que afecta la regla, si queremos que afecte a todos, usamos también all.

Nos paramos ahora en los dos apartados que más atención requieren.

3.a Dirección

En esta columna definimos, las direcciones IP (podemos también usar IPv6), desde las que podremos conectarnos a PostgreSQL. Usaremos la fórmula dirección/máscara:

  • Una sola dirección: 150.100.100.100/32
  • O un rango (ampliemos el mismo de antes): 150.100.100.0/24 (256 direcciones)

3.b Método

Aunque hay multitud de métodos para utilizar (incluyendo conexiones LDAP, Kerberos o PAM), explico los tres más básicos:

  • ident: utiliza el usuario del sistema desde el que se está intentado conectar.
  • trust: deja todos los accesos sin necesidad de autenticarse (sólo recomendable para conexiones desde el equipo local).
  • password: identificación con usuario/contraseña, es la más típica y es la recomendable para conexiones desde clientes como EMS PostgreSQL Manager.

Una línea de ejemplo, para darle acceso a todos los usuarios, a todas las base de datos, desde el rango de IP explicado antes, usando autenticación con usuario y contraseña, sería la siguiente:

4. Habilitar conexiones al socket desde clientes que no sean el host local

Al igual que en MySQL hay que configurar el bind-adress en my.conf, en PostgreSQL tenemos que hacer algo análogo.

Para versiones 8.x en adelante el procedimiento es el siguiente. Buscamos el fichero postgresql.conf en:

  • /var/lib/pgsql/data/postgresql.conf
  • /etc/postgresql/8.2/main/postgresql.conf

Y buscar dentro del mismo la siguiente línea:

Para sustituirla, por el comodín (para todas las IP, es una opción segura, tened en cuenta que tenemos también un filtro en el fichero pg_hba.conf.

O definir algunas direcciones IP en concreto:

5. Reiniciar servicio

Reiniciamos el servicio para que el servidor cargue los nuevos valores (como root):

6. Abrir entrada en iptables

Finalmente, nos aseguramos de que iptables no corta la entrada (el puerto de PostgreSQL es el 5432 por defecto, si lo cambiáis, cambiadlo aquí también):

7. Probar

Desde un cliente gráfico o desde el cliente en línea de comandos, probamos la configuración (suponemos que desde el equipo al que estamos dando acceso):

Y con esto debería ir todo sin problemas. Las posibilidades de PostgreSQL son enormes, empezando por este tipo de configuraciones. Ahora que son  tiempos oscuros para MySQL por culpa de Oracle, no viene mal acordarse de esta base de datos que tantas alegrías ha dado al software libre, PostgreSQL.

Leer entrada anterior
Konspiranóico

Cerrar